Mirador 2

Quevedo leyó el poema que le presentó un joven poeta moderno. (En todas las épocas ha habido jóvenes poetas modernos).

Cuando acabó la lectura, el jóven poeta moderno quiso saber qué le había parecido su poema.

-No le entendí -contestó don Francisco.

-Lo que quise decir -explicó el jóven poeta moderno- fue esto, y esto, y esto otro.

-Y si quisiste decir eso -le preguntó Quevedo- ¿por qué no lo dijiste?

Cuando un poema -o cualquier obra de arte- necesita explicación, pierde sentido. Porque el arte es expresión de la belleza y la belleza no necesita explicación.

__________________________________

sic.  A.F.A.  El Comentario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s